Y al doblar al esquina te perdiste para mi,se que alguien te dijo que yo no era para ti,y ahora estoy...Bailando sola en un bar, perdida en la oscuridad,el brillo de la luna no me llega si no llegasHay voces en mi almohada mareada de más,no tengo tu mirada pero igual ahí estas.Si en esta madrugada te vuelvo a soñar,me quedare en tus brazos para no despertar.Y cuando me acuerdo que ya no vendrás a mi,vuelvo a preguntarme porque te fuiste de aquí!Y ahora estoy...

martes, 5 de enero de 2010

Volví plena después de todo

Si alguna persona puede ver la entrada anterior podrá ver que mis ganas al ir a Santa Fe eran negativas, y al final resultó ser todo lo contrario, lo disfruté. Los primeros dos días puede ser que me aburrí porque todavía no había mucha confianza con mis primas (no digo que al final fuimos amigas pero interncambiamos más palabras que al principio) Todo allá es muy diferente. Para empezar no tienen una rutina fija es todo según el día, toman mate todo el tiempo por ende pasé de no tomar mate a tomar constantemente, las visitas a los familiares es seguido o sino que se junten algunos para la cena o almuerzo, la mayoría de las personas se conocen, podés salir a caminar a las cuatro de la mañana si tenes ganas porque no pasa nada (obvio que habrá algun robo pero casi nunca) yo volví desde el centro a la casa de mi tía con mis primitas que quedaba a 10 cuadras (porque esa noche mientras los mayores salían de joda me quedé como 'niñera' de las menores) y era casas y descampado otra vez casa y otra vez algún descampado, además de que el silencio ayudaba a que te agarré algún que otro escalofrío, después en la noche de año nuevo entre tanta charla una de mis primas me invitó a un boliche de ahí y era eso o ver a los adultos haciendo trencito y bailando 'de reversa' opté por la primera opción y nomás me largué, fue una noche graciosa (y no por el alcohol que tomé casi nada) sino porque todos se conocían con todos, es más encontré a mis primos de 16 años ahí a otras primas más, todo el mundo estaba y creo que si me juntaba más tiempo en el centro ya podría reconocer más rostros, cuando nos volvimos y no sabíamos como porque no había remis un conocido de una de las amigas de mi prima nos ofreció a llevarnos en su auto y fuimos nomás antes que nos sigan picando mosquitos (por cierto los chicos de allá son más... tienos? no se tienen 'ese' algo que me encanta) quisieron presentarme alguno pero no quise, me iba dentro de días y por más de que cuando se lo conté a una amiga me dijo que por lo menos sea tach and go y listo no es lo mio así que no... me trataron de enseñar andan en moto en un parque que para mi era un bosquesito algo entendí igual la próxima vez que vaya puede que aprenda mejor. Tengo muchas cosas que contar sobre las personas de allá, mi familia (que es infinita) y varias anécdotas más. Después de todo no fue tan malo empezar el año de esa forma, llena de traquilidad y libertad.

1 comentario:

  1. que lindo que lo hayas empezado asi el año y espero que siga bien para vos. yo tambien tengo una parte de mi familia en un pueblito, pero de entre rios, y cuando estaba por ir tampoco estaba muy entusiasmada, pero generalemnte la termino pasando bien.
    pasate por mi blog cuando quieras, te sigo!
    besoo

    ResponderEliminar