Y al doblar al esquina te perdiste para mi,se que alguien te dijo que yo no era para ti,y ahora estoy...Bailando sola en un bar, perdida en la oscuridad,el brillo de la luna no me llega si no llegasHay voces en mi almohada mareada de más,no tengo tu mirada pero igual ahí estas.Si en esta madrugada te vuelvo a soñar,me quedare en tus brazos para no despertar.Y cuando me acuerdo que ya no vendrás a mi,vuelvo a preguntarme porque te fuiste de aquí!Y ahora estoy...

lunes, 30 de noviembre de 2009

Problemas en la cocina

Siempre tenía la teoría que en algún momento de mi vida iba a aprender a cocinar, porque teniendo una mamá que cocina de todo, tanto sea dulce como salado, comida elaborada o no, internacional o no, yo iba a prender algo, solo algo. Pero con el tiempo me volví vaga y siempre cocinaba cosas mínimas muy mínimas, a veces ni comía porque no quería y con el tiempo descubrí de que se le suma que soy un completo desastre. Hoy por ejemplo tenía que cocinar algo para mi papá que venía del trabajo y no tenía tiempo, obviamente como yo estaba en casa desde muy temprano cociné, claro hice de hija buena, hasta ahí todo bien. Hago fideos (típica comida de las mías, no las de mi mamá) luego unos medallones de pollo para él con el socio (porque claro después me dijo que venía con él a comer, sobre que a mi me cae mal le tengo que cocinar vieron que lindo!) A todo esto estaba de la cocina al comedor y en unas de esas siento algo olor a quemado, y era imposible los fideos porque faltaba y menos los medallones porque estaban en fuego bajo y luego caí de que había puesto un poco de pollo en otra olla atrás de todo, y no se como me olvidé por completo de eso! Se me hizo un quilimbo no sabía si tirarlo, aunque me daba cosa, o meterselo igual a la comida del socio (puedo ser un tanto yegua cuando quiero) Al final lo dejé en un taper por las dudas. Luego de todo lo sucedido, pasaron horas y a mi me agarró hambre a eso de las tres de la tarde por ende me fui a cocinar unas patitas de pollo con ensalada, mientras tanto estaba estudiando Derecho (que por si no sabían me la llevé, por suerte dos trimestres) entonces en unas de esas me quedé en el comedor repasando Derecho mientas dejaba las patitas cocinandose hasta que... me llama mi papá diciendome de que algo se quema y otra vez lo mismo... UN DESASTRE (aviso que dentro de todo fueron aceptables) No se si será que ando más volada que lo habitual o será que estoy cada día más pelotuda con el tema de la cocina, por suerte mi mamá no se enteró casi de nada... salvo del pobre pollo que terminó muy crocante. Y bueno así con todos mis errores aprenderé porque sino el año que viene a la hora de irme a vivir con Daniela y cocinar, estamos al horno. Aceptemoslo, soy la típica mujer del siglo XXI

1 comentario:

  1. espero que te esfuerzes y siguas cocinando
    los años pasan los problemas crecen

    ResponderEliminar