Y al doblar al esquina te perdiste para mi,se que alguien te dijo que yo no era para ti,y ahora estoy...Bailando sola en un bar, perdida en la oscuridad,el brillo de la luna no me llega si no llegasHay voces en mi almohada mareada de más,no tengo tu mirada pero igual ahí estas.Si en esta madrugada te vuelvo a soñar,me quedare en tus brazos para no despertar.Y cuando me acuerdo que ya no vendrás a mi,vuelvo a preguntarme porque te fuiste de aquí!Y ahora estoy...

martes, 22 de septiembre de 2009

personas cristalinas

Las muñecas de porcelana no muestran signos, ni de felicidad, ni de tristeza. Están hechas de ceramica para que en ellas no se pueda traspasar ni un mínimo de sentimiento, cubiertas de una forma resistente pero delicada a la vez, pintadas de blanco seco para que nadie pueda notar ni poquito de color en su rostro. Nadie sabe lo que sucede en verdad dentro de ellas. Nadie jamás piensa en como se sienten. Nadie las ve.
¿Será que todos la ignoran porque saben que están bien? El problema de muchos es que nadie sabe que la muñequita tan hermosa, fina y delicada se está por quebrar y romper en mil pedacitos; No importa que se encuentre lejos del presipicio, ella encontrará alguna forma de llamar una mínima atención, ya no soporta digerir su voz intacta sin saber cual es la melodía que tiene, no tiene ni dominio sobre si misma porque no posee el valor sufiente para mostrar quien es. Las muñecas de porcelana fueron hechas para dar una imagen de una miniatura de resplandor, sin darse cuenta de que ellas mismas se metieron en un papel que poco a poco las arrastraba a aquel lugar sin tiempo, sin sentimientos. Ahora quieren quebrar las reglas y saltar desde su lugar: sacando su voz interior. Nadie toma en cuenta a las muñecas de porcelana si ellas mismas no se hacen notar, tienen que poner su actitud final

No hay comentarios:

Publicar un comentario